Los niños menores de 16 años deben alojarse en una habitación privada o en un dormitorio compartido reservado al completo.

Los adolescentes de 16 y 17 años pueden reservar en habitaciones compartidas siempre y cuando reserven junto a un adulto (18 años o más).

¿Encontró su respuesta?